Browsing Curiosidades

La vida sigue (igual)

Marzo21

Parece que fue ayer cuando viajamos a Vietnam y Camboya, y cuando te quieres dar cuenta, han pasado ya unos cuantos meses. Nuestra aventura india hace ya tiempo que dejó de ser una aventura para convertirse en la rutina diaria, y mientras pasan los días, semanas, meses, te da la sensación de que no ocurre nada interesante. A veces los días aquí se resumen en esto:

Sin embargo, echando la vista atrás, no todo han sido atascos y aburrimiento.

Hemos tenido la visita del Rey, que convirtió durante semanas en una locura la vida de todos los que tuvimos algo que ver en la organización de los actos.

No mucho después, aprendimos lo que significa literalmente la expresión bandh day con el luto por el fallecimiento de uno de los más importantes dirigentes de Mumbai, que en cuestión de horas, hizo que la ciudad cerrase por completo tiendas, restaurantes, cines, farmacias, buses, taxis… Durante tres días en los que tuvimos que apañarnos con lo que hubiese en la nevera.

Pero también han pasado cosas buenas, como volver a casa por navidad (como el turrón). Con parada incluida para dar un paseo por Londres antes de llegar a Valencia.

Y como no, disfrutar de la familia, los amigos, mi Valencia del alma, cafés con leche y tostadas, los antiguos compañeros de curro, las calles empinadas de Alcoi, copas a precios razonables, torràs, nochevieja, bañera para dos, casa rural de ensueño por sorpresa, tapitas, el día de reyes; y todas esas cosas que se echan tanto de menos cuando estas tan lejos…

Y volver a casa otra vez, a nuestra casa india, con todo lo bueno (y malo) que eso supone; como celebrar el regreso al curro con los compañeros

Disfrutar de las vistas, bonitas a veces, desde la ventana del salón de casa

Seguir asombrándote con el código de circulación indio

Y en definitiva, seguir viviendo Bombay, y seguir contándoos de vez en cuando las cosas que todavía nos sorprenden, que afortunadamente, aún son muchas.

posted under Bombay, Curiosidades, Desde España | Comentarios desactivados en La vida sigue (igual)

Ganpati 2012

Octubre1

Un año más, Mumbai ha celebrado por todo lo alto el festival de Ganpati.
Y esta vez nosotros hemos sido más valientes, y después de celebrarlo en nuestra calle como todos los años, hemos ido al punto neurálgico de la celebración para formar parte de todo esto.

Así que el día grande de la fiesta, salimos de casa prontito cámara en mano y esto es lo que nos encontramos:

– Multitudes agolpadas para ver uno de los Ganeshas más espectaculares de la ciudad

– El traslado de Ganesha al mar es siempre una fiesta

– Y la playa de Chowpatty, al atardecer, un hervidero de gente y cientos de Ganeshas de todos los tamaños

Paseando por Dharavi

Junio4

Bombay es la ciudad de los contrastes. Es una de las ciudades más pobladas del mundo, y con uno de los índices más altos de pobreza. Aquí conviven los extremos; por sus calles pasean fortunas como las de Ambani o Mittal, y también personas anónimas, que habitan los slums más miserables la ciudad porque llegaron a Bombay creyendo en el sueño de Bollywood.

En una ciudad donde la mitad de sus habitantes viven bajo el umbral de la pobreza, Dharavi se erige como el otro Bombay, el menos conocido, el más representativo de la brecha social que aún persiste y, lo peor, que a nadie escandaliza demasiado.

Dharavi se hizo famoso gracias a Slumdog Millionaire, la película que mostró al mundo la vida en un slum. Fue muy criticada por “caer en los tópicos occidentales sobre la pobreza del país” e incluso fue acusada de hacer “pornografía de la pobreza”.

Dharavi, que comenzó siendo un barrio de pescadores, alberga ahora un millón de personas que viven y trabajan ahí. Más de 60.000 chabolas en un laberinto de callejuelas en las que a veces no cabe siquiera un rickshaw.

Paseando por Dharavi pudimos conocer de primera mano la gran industria que aquí se desarrolla, principalmente de reciclaje y reutilización de productos que desechamos diariamente, y que aquí se convierten en el sustento de familias enteras.

Aquí se recicla cualquier cosa que puedas imaginar. Los envases se clasifican y se preparan para separar el plástico de todo lo demás.

Una vez que el plástico está limpio de otras impurezas, se procesa hasta convertirlo en la fibra con la que rellenamos la mayoría de cojines que utilizamos.

Dharavi tiene todos los servicios que la gente necesita. Bares, peluquerías, venta de fruta y verdura, panaderías, escuelas… Eso sí, de una forma a la que no estamos acostumbrados.

Conocer Dharavi nos produjo sentimientos encontrados. Al principio sentimos que nuestra visita parecía un espectáculo para el que hubieramos pagado una entrada, y no nos apetecía demasiado participar del circo que creíamos que podríamos encontrarnos.

Sin embargo, tras caminar un rato por sus calles pudimos comprobar que resultabamos más curiosos nosotros a la gente que al revés. Todo el mundo fue amable, invitándonos a entrar en sus fábricas y a explicándonos sus negocios, y sobretodo, haciendo gala del carácter presumido de los indios, pidiéndonos posar en las fotos.

Eso sí, que a nadie se le olvide que Dharavi no es algo tan lejano como puede parecer. Y es que, quien quiera saber cual va a ser la nueva tendencia en moda al año que viene, sólo tiene que pasearse por una de estas fábricas para conocer la primicia.

Si la próxima vez que entremos en una tienda de marca y nos probemos unos vaqueros de 100€, logramos recordar que son aquí donde se fabrican, que sólo se distinguen por la etiqueta final que les cosen, y que la gente que lo fabrica, en unas condiciones de trabajo pésimas, necesita trabajar dos meses para ganar esos 100€, quizá entonces haya merecido del todo la pena este paseo por Dharavi.

« Older EntriesNewer Entries »