Navidad en Mumbai

Diciembre16

Este año no volvemos a casa como el turrón, ni siquiera el día de la lotería; más bien llegaremos a la vez que las rebajas, justo cuando los buenos propósitos de año nuevo empiezan a flaquear, cuando los niños vuelven al cole y los reyes magos ya han vuelto a oriente…

Así que este año lo de “blanca navidad” lo vamos a sustituir por “navidad con aire acondicionado”, los turrones y polvorones los cambiaremos por barfi y kaju katli, y al menos evitaremos los horribles villancicos cantados por niños con voz de pito que suenan a todas horas por todas partes, ya que aquí eso no se lleva…

Puesto que es nuestra primera Navidad en Mumbai, no habíamos visto todavía a la ciudad prepararse para las fiestas. De hecho, creíamos que apenas se notaría, ya que la comunidad cristiana es minoría respecto a la hindu, pero claro, no contábamos con la globalización y la invasión de modas extranjeras y grandes marcas. A menos de diez días para Nochebuena, muchas tiendas ya tienen este aspecto:

Y claro, un día de pronto me doy cuenta que en nuestra mudanza nunca incluimos adornos de navidad ni nada parecido. Es lo que tiene hacer la mudanza en agosto y con muy pocos días de plazo. Sólo teníamos un pequeño Belén que traje en la maleta el año pasado, y un par de bandejas de plástico. Muy triste.
Para Jorge no suponía un gran problema, ya que no es amante de las decoraciones navideñas, si acaso sólo del belén, pero en mi caso, decorar la casa con árbol, belén, espumillón y mil chorraditas ha formado parte de la tradición familiar desde antes que pueda recordar, así que me daba pena perderme todo eso por primera vez.

Y un día de diciembre, paseando por las calles de Bandra, me encuentro con esto:

Una tienda de Navidad!! De adornos de Navidad!!

Así que sin pensármelo dos veces, entro, y esto es lo que me encuentro:

No me lo podía creer… ¡El paraíso de los adictos a la navidad en versión india! He de reconocer que, tras la emoción inicial, y mirando con más detalle, había muchas cosas que se echaban en falta, y algunas otras dejaban mucho que desear, pero puesto que ya me había dado por vencida en cuanto a lo de decorar la casa, no podía estar más contenta!!
(insertar aquí facepalm de Jorge ante mi descubrimiento!)

En fin, con un poco de maña, paciencia y unas cuantas rupias; esto es lo que hemos conseguido:

Incluso Jorge ha hecho un esfuerzo y ha colaborado en el montaje del árbol… ¡Qué bonito es el amor!

Es cierto que decorar el aire vestida con tirantes, bajo el aire acondicionado y sin los villancicos empalagosos que pone mi hermana, mientras mi otra hermana y mi hermano discuten por la estructura del árbol y mi padre se queja de que cada año que pasa el belén cuesta más de montar, es un poco más triste, pero a cambio, es la primera Navidad en la que decoro mi casa con mi chico, y será nuestra primera cena de Nochebuena juntos, así que, ¿qué más puedo pedir?

Pues sí, que nuestro sofá y nuestra mesa estuviese llena de toda nuestra familia y amigos, pero como sabemos que eso es muy difícil, nos conformaremos con los brindis virtuales hasta que volvamos a casa y lo celebremos en persona, pero mientras tanto… Feliz Navidad a todos!!!

3 Comments to

“Navidad en Mumbai”

  1. Avatar Diciembre 16th, 2013 at 07:25 Lucia y Vicente L. Says:

    Feliz Navidad parejita!


  2. Avatar Diciembre 16th, 2013 at 09:02 MANUEL LOPEZ LOPEZ Says:

    Muy bonito y muy bien explicado todo. Que disfrutes las fiesta de Navidad..
    Besos


  3. Avatar Diciembre 16th, 2013 at 10:26 Margarita Says:

    Oye, oye, que mis villancicos no son empalagosos ¿eh?
    Al menos yo no pongo a esos niños con voz de pito que tanto odias 😛

    Nosotros también os echaremos de menos, pero al menos este año tendré un motivo para desear que se terminen las vacaciones.