Liveaboard in Similan

Noviembre12

Qué mejor forma de estrenar nuestro recién título open water que haciéndolo a lo grande, en un liveaboard, o lo que es lo mismo, un crucero de buceo, recorriendo Koh Similan.

El parque nacional de las islas Similan tiene una extensión de 128 km2, y se compone de nueve islas de maravillosas playas de arena blanca y grandes formaciones de rocas de granito, creando paisajes así de espectaculares

Para llegar hasta allí, volamos hasta Phuket, y apenas a 90km de distancia se encuentra Khao Lak, un pequeño pueblo orientado principalmente al buceo y puerta de entrada a las Similan; un lugar muy tranquilo donde pasamos un par de días después del crucero. Llegamos a media mañana, y esa misma tarde ya conocimos nuestra casa para los próximos días:

Fue la mejor elección: embarcar, cenar y navegar mientras dormíamos para llegar a primera hora del día siguiente a nuestro primer punto de buceo.

Un total de nueve inmersiones en tres días escasos, con una agenda así de apretada:

Para ser nuestro primer liveaboard la verdad es que disfrutamos muchísimo. A pesar de que Mila tuviese que pelearse con la flotabilidad en las primeras inmersiones (una que es novata). Siendo la primera vez que usamos una computadora, comprobamos que en todas las inmersiones sobrepasamos nuestro tope de 18 metros * (esto que no lo lea ningún profesional please!)

* pero nunca pasamos de los 19 metros, eh?

Además Jorge se estrenó con su primera inmersión nocturna, donde pudo comprobar lo diferente que es todo de noche, con una fauna marina muy diferente a la que se ve de día, y descubrió el plancton bioluminiscente.

Entre inmersión e inmersión nos dedicábamos básicamente a comer o a hacer el vago. ¡Nunca me han puesto tantos platos de comida al día como en ese barco! Y relajarse entre un punto de buceo y otro tampoco estaba nada mal!

Incluso con tiempo de visitar alguna playita de las islas, en las que apenas hay casi nadie

Es una lástima no tener fotos de las inmersiones, pero eh, aún no tenemos cámara, así que a ver si a la próxima se apunta Vicente, o si no, aceptaremos donativos de buen grado para poder documentar los próximos viajes.

Más que nada porque la próxima vez que nos crucemos con un tiburón leopardo, además de contarlo al subir, podremos fotografiarlo y ser la envidia del resto de compañeros del barco!!

Una vez en tierra firme de nuevo, sólo nos quedaba la parte final del viaje, hotelito de playa en Khao Lak, para volver a ser un turista más: el clásico combo playa-piscina y piscina-playa, pasear por las tiendas de la única calle de Khao Lak, cenar pescado en los restaurantes cercanos, etc… aunque también lo disfrutamos mucho!

posted under Buceo, Tailandia, Viajes
One Comment to

“Liveaboard in Similan”

  1. Avatar Noviembre 14th, 2013 at 11:48 Margarita Says:

    ¡Vaya envidia! Como siempre…
    ¿Qué significa el gesto ese que hacéis todos con la mano?