Vacaciones en Tailandia (III): Phuket

Junio27

Phuket es la isla más grande y famosa de Tailandia. Sobretodo gracias a la industria del cine.
La película “La Playa”, de Leonardo DiCaprio, se rodó en Maya beach, que se ha convertido en la playa de moda, o el Parque Nacional de Phang Nga con la famosa roca de James Bond. Nosotros no pudimos visitar ninguno de esos dos sitios, por estar la marea demasiado baja para fondear allí, así que nos tuvimos que conformar con hacer una excursión a las islas Phi Phi y comprobar que, cuanto más famoso es un sitio, menos belleza le queda.

Al menos teníamos unas vistas impresionantes desde la terraza del hotel Katatani, aunque debido a la corriente y a las olas, en la playa era difícil nadar

Aprovechamos ese día para bañarnos y hacer el vago, y por la noche bajamos hasta Patong, la zona más famosa de la isla, llena de restaurantes, pubs, discotecas y miles de tiendecillas donde gastarte el dinero comprándote ese tipo de cosas que solo compras en un lugar de playa, y que generalmente no vuelves a usar una vez terminadas las vacaciones, jeje.

Al día siguiente, como no, tocaba excursión. Por mucho que yo hubiese dicho a todo el mundo “quiero unas vacaciones de no hacer naadaaaaaaaaa”, la verdad es que una vez allí, no puedes dejar escapar la oportunidad.
Como decíamos antes, volvimos a subir a un barco, esta vez para ir a hacer snorkel a las islas Phi Phi.

Aunque este speed boat era bastante menos cómodo que el de Samui, y con bastante más gente.

La mitad de la gente que aparece en la foto se mareó, algunos vomitaron, y varios de ellos decidieron parar a mitad de camino para coger un ferry de vuelta, que sin duda daba menos saltos y mareaba menos que nuestro barco.

Llegamos a las islas Phi Phi y empezamos a darnos cuenta que todo lo que nos gustó de Samui, no lo íbamos a encontrar aquí, a pesar de los paisajes de postal.

La primera inmersión fue bastante incómoda, ya que paramos en un sitio con menos de dos metros de profundidad, y era imposible nadar ya que los corales eran demasiado peligrosos para nuestros pies, así que tuvimos que conformarnos con flotar un poco con los chalecos salvavidas y darnos cuenta, con bastante pena, que el turismo se está cargando el fondo marino, ya que, a diferencia de Samui, las barcas aquí tiran ancla donde les parece, arrastandola varios metros, llevandose a su paso todo el coral. En poco tiempo, si las cosas siguen así, destrozarán su principal fuente de economía. Es una pena que no se den cuenta ahora que aún están a tiempo.

Seguimos en la barca, rumbo a una supuesta playa paradisíaca, mientras disfrutamos de las vistas

Pero ya al acercarnos, intuimos que lo de paradisíaca es un poco exagerado

Cientos de personas en una playa minúscula, fumando y comiendo, tirandolo todo al suelo, sin tener ningun cuidado con lo que tienen alrededor

Mientras cientos de personas más intentan llegar a la playa desde otros barcos

He visto pateras menos abarrotadas. Estas son las imágenes que nunca se enseñan: La masificación está terminando con la pureza de estos lugares, y el coral prácticamente ha desaparecido por culpa de las anclas de las barcas, que no tienen ningún cuidado… es una pena

En fin, paramos a comer en otra isla, preparada perfectamente para que los turistas nos dejemos el dinero, pero al menos disfrutar de las vistas sigue siendo gratis

Y de nuevo a la barca, a otra isla donde puedan seguir vendiendonos cosas… Esta vez se llama Paradise Island, y a pesar de todo, reconocemos que es preciosa

Apenas mediría 100m2, lo único que tiene es un bar, unas tumbonas (previo pago, claro), y más tiendecitas, aunque paseando por sus extremos pudimos encontrar rincones casi vírgenes y así de bonitos

Y como todo lo bueno se acaba, pues nuestro viaje acabó en Phuket. A pesar de todo lo que he dicho y de lo que pueda parecer, la verdad es que es precioso y merece la pena visitarlo, aunque un día sería suficiente. Hay cientos de lugares en Tailandia igual de bonitos y que aún son desconocidos… Si podemos repetir viaje, desde luego, nos apartaremos de estos destinos y buscaremos sitios poco visitados, donde poder hacer un curso de buceo con botella y disfrutar más aún de los paisajes marinos… Mientras tanto, solo nos queda recordarlo!!!

Para el que tenga el valor de ver el álbum entero, puede encontrarlo aquí.

posted under Hoteles, Tailandia, Viajes
2 Comments to

“Vacaciones en Tailandia (III): Phuket”

  1. Avatar Julio 3rd, 2011 at 10:17 Lola Says:

    jajaja, increible el viaje!!!! me alegro de que disfrutarais…… y gracias al extenso album, (que algunos hemos visto dos veces… jjejej) hemos podido conocer un poquito Tailandia, y desear poder darnos alli unas merecidas vacaciones….. Besitos….


  2. Avatar Julio 4th, 2011 at 01:12 vicente y lucía Says:

    Nos ha gustado muchísimo vuestro viaje. Que bien que os lo pasáis! Un abrazo y besitos desde España.