Vacaciones en Tailandia (II): Koh Samui

Junio24

Volamos de Bangkok a Koh Samui, y aterrizamos en uno de los aeropuertos más bonitos del mundo. Salvo por las indicaciones de las terminales, y las cintas de equipajes, creerías que has aterrizado directamente en un hotelito, con salas de espera de techo de paja, y todo lleno de flores, riachuelos, etc.

Nuestro hotel estaba a poca distancia. Realmente Koh Samui no es una isla muy grande, así que todo queda cerca. El hotel, Sareeraya, es una maravilla.

Sentados al aire libre y con esas vistas hicimos el check in, y después la habitación, con jacuzzi privado en la terraza con vistas al mar… impresionante!

Koh Samui está situada en la costa este de Tailandia. A finales de los años 70 ni siquiera tenía carreteras. Hoy en día es uno de los lugares turísticos más famosos, aunque afortunadamente, aún no está tan explotada como Phuket, y los paisajes son increibles.

Tras un día de descanso paseando por la playa y haciendo el vago en la piscina del hotel y en el jacuzzi, al día siguiente tocaba día de barco y snorkel en unas islas cercanas

Y llegamos a Koh Tao, la isla más bonita donde hemos estado en todo el viaje.
Aguas cristalinas, arenas blancas, cabañas de madera y paja… en fin, todo lo que uno imagina cuando piensa en el paraiso.

Si hacer snorkel por primera vez en un mar así es impresionante, como estar en una pecera, poco después pudimos disfrutar de algo igual de increible: Bucear en otra isla mientras caía una gran tormenta. Ver diluviar bajo el agua, rodeada de corales y peces es algo que no tiene precio!

Después de un día de snorkel, tocaba algo diferente, así que nos fuimos de safari en un jeep a recorrer la parte alta de la isla, que es muy montañosa. Y de paso, aprendimos a conducir elefantes.

Dimos de comer a los animales

Y nos bañamos en una cascada espectacular

Las vistas desde arriba son igualmente preciosas.

Y después de todo eso, más jacuzzi al llegar a la habitación, y un aperitivo para finalizar el día

Ya al día siguiente, volamos rumbo a Phuket en la tercera y última etapa de nuestro viaje, en un avión de hélices igual de bonito que el areopuerto que dejábamos atrás.

posted under Hoteles, Tailandia, Viajes

Comments are closed.